Cultura

Catedral Metropolitana: joya colonial de la Ciudad de México

La Catedral Metropolitana es una joya colonial que podrás conocer en el zócalo de la Ciudad de México

La Catedral Metropolitana es una joya colonial que podrás conocer en el zócalo de la Ciudad de México

Conoce en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México una maravilla colonial de magnífica arquitectura y asombrosa historia

Por Rocío C

16/10/2020 02:27

Una visita imperdible de la capital del país, es la bellísima Catedral Metropolitana, ubicada en el corazón del Centro Histórico de laCiudad de México.

Fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad desde el año de 1987.

Este maravilloso monumento tiene un nombre de 18 palabras, casi como los de las familias de la realeza europea: Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María a los Cielos de la Ciudad de México.

Elementos arquitectónicos en la fachada de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México 

Y no es para menos, pues fue la segunda en construirse en la capital y fue diseñada para dar constancia de la opulencia y el esplendor del virreinato de la Nueva España.

Historia de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

El petroglifo azteca ubicado en uno de los muros de la Catedral Metropolitana

El sitio en donde se erigió la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, a unos metros del Templo Mayor, fue elegido como recordatorio de la supremacía europea sobre una de las culturas americanas más importantes: la azteca.

El templo del dios Huitzilopochtli fue destruido y con sus piedras se hicieron los muros que dan forma hoy a este imponente edificio.

Actualmente puedes observar en una de las paredes un petroglifo azteca que representa al chalchíhuitl, la piedra de jade, usada simbólicamente por la cultura originaria del Valle de México para hacer referencia al corazón humano y a todo lo que es precioso.

Arquitectura de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

Vista del bellísimo Altar Mayor de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

El diseño arquitectónico de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México estuvo a cargo de Claudio de Arciniega.

Se empezó a construir en 1573 y se terminó hasta 1813, después de grandes esfuerzos para dar continuidad al proyecto.

El edificio tiene 128 metros de largo y 59 de ancho. Su altura máxima es de 67 metros, colocándolo entre los templos de mayor tamaño en toda América.

Debido al extenso periodo de su construcción, la catedral presenta una amalgama armoniosa de cuatro estilos arquitectónicos: barroco, churrigueresco, gótico y neoclásico.

El interior de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México resguarda una colección invaluable de esculturas, muebles, pinturas, retablos y elementos de ornato y litúrgicos que deben admirarse.

Aquí descubrirás obras de autores desconocidos, así como de los maestros Juan Correa, Juan Rodríguez Juárez, Manuel Toussaint, Manuel de Velasco y Cristóbal de Villalpando.

La catedral también da refugio a los restos mortales de personajes ilustres de México, tales como Agustín de Iturbide, san Felipe de Jesús y José Vasconcelos.

Durante tu recorrido verás que cuenta con cinco naves; 16 capillas, dos altares: el Mayor y el de los Reyes; una sacristía, una cripta y un coro, con dos de los órganos más grandes del continente.

Uno de los imponentes órganos de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

No dejes de visitar este hermoso edificio histórico en tu próximo viaje a la Ciudad de México.

Asegúrate de hacerlo en uno de los recorridos guiados por los expertos de la catedral, para que te enteres de las muchas maravillas que hay en este lugar. ¡Que lo disfrutes!

¿Te gustaría conocer la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México?

Sí, me encantaría 0%
Ya la conozco 0%

En esta nota