Cultura

Conoce la leyenda del Charro Negro

La leyenda del Charro Negro es muy conocida en México

La leyenda del Charro Negro es muy conocida en México

Una historia que atemoriza varios estados del país es la leyenda del Charro Negro, perfecta para recordar en este Día de Muertos

Por Gris Canul

22/10/2021 01:38

La leyenda del Charro Negro es una de las leyendas mexicanas más populares y que aterra a todo aquel que la conoce.

Es algo parecida a la historia de La Llorona, el cual tiene más de una versión que seguro no conoces.

La leyenda del Charro Negro nos cuenta sobre la aparición de un hombre vestido con un traje en color negro, con detalles en oro o plata, quien anda montando un caballo de pelaje del mismo color, con ojos que parecen dos bolas de fuego.

A decir verdad, no se sabe si se trata de un alma en pena o un demonio, pero todas las versiones de esta leyenda, coinciden en que el Charro Negro es un galán de alargada figura y que es de imponente postura.

¿De dónde proviene la leyenda del Charro Negro?

Se dice que el Charro Negro se le aparece a personas solitarias

No se sabe a ciencia cierta en dónde se originó la leyenda del Charro Negro, ya que su historia es contada en varios estados como Puebla, Tlaxcala, Veracruz así como también es parte de las leyendas de Hidalgo.

Pero las distintas versiones de esta historia, concuerdan en que se aparece cabalgando en carreteras y zonas poco transitadas.

Según la leyenda del Charro Negro, se le aparece a las personas que viajan solas y emanan miedo.

¿Pero de qué trata la leyenda del Charro Negro?

Cuentan que el Charro Negro fue una persona muy ambiciosa en vida

Se dice que la leyenda del Charro Negro nació debido a las circunstancias por las que murió, ya que cuentan, vendió su alma al diablo por ambición.

El Charro Negro nació en una familia muy humilde, algo que nunca aceptó, y aunque siempre tenía las manos llenas de tierra por su trabajo, nunca logró las riquezas que tanto deseaba.

Incluso a veces, prefería quedarse sin comer para juntar unos pesos y poder comprarse un buen sombrero.

Al morir sus padres, su pobreza aumentó, pero su ambición creció más, por lo que en su desesperación invocó al diablo para pedirle fortuna.

Por supuesto que la petición fue aceptada, dando a cambio su propia alma.

Después de eso, el Charro Negro gozó de sus riquezas, obteniendo vinos, mujeres y apostando sin traerle remordimiento alguno.

Aprovechó el dinero para comprarse finos trajes que lo hacían ver respetable y resaltaba su galanura.

Claro que todo esto le trajo felicidad por un tiempo, pero no pasó mucho para que comenzara a sentirse solo.

La gente ya lo buscaba solo por conveniencia, sin tener un afecto real hacia él.

Hasta que un día, llegó el momento de saldar cuentas con el ente maligno, quién ya quería el alma del Charro Negro.

Por supuesto que intentó esconderse y escapar, pero nada de eso logró que el pacto se deshiciera.

Con su actitud solo consiguió enojar al ser maligno que lo perseguía.

Tanto fue su enojo que convirtió al Charro Negro en el cobrador de sus deudas.

Fue desde entonces que se le comenzó a ver deambular muy flaco y montando a su caballo, quien también fue condenado por la lealtad que le tenía al Charro Negro.

Desde entonces, vaga por las calles solitarias en busca de deudores como él, que también ofrecieron sus almas a cambio de grandes riquezas.

Aunque algunas versiones mencionan que también hace caer a otros hombres ambiciosos, ofreciéndoles sacos llenos de monedas de oro, así como a mujeres que se dejan llevar por su galanura y coqueteo.

Así es como nace la leyenda del Charro Negro.

Esta y otras historias son las que envuelven a México, así que también te recomendamos conocer las 5 misteriosas leyendas de Campeche.

¿Habías escuchado sobre esta leyenda?

Sí, ya me la habían contado 0%
No, pero me atrapó 0%

Últimas Noticias