Cultura

Descubre las mejores leyendas cortas mexicanas

Descubre las mejores leyendas cortas mexicanas

Descubre las mejores leyendas cortas mexicanas

Existen muchas leyendas cortas mexicanas que enriquecen la cultura e historia de nuestro país y varias de ellas se han hecho muy populares.

Por Gabriela Flores

09/09/2022 04:45

Las leyendas cortas mexicanas predominan en nuestro país ya que existen miles de ellas, causando temor entre los habitantes pero forman parte de la historia de México y enriquecen la cultura, ya que pese al paso del tiempo, son contadas de generación en generación sin perder la esencia original.

Muchos conocemos las famosas leyendas de ‘El Popocatépetl y el Iztaccíhuatl’, la Llorona o el Hombre Lobo, pero existen otras que resultan ser interesantes.

Anteriormente te contamos todos los detalles sobre la leyenda del Charro Negro, en la que incluso te contamos si en algún momento existió o si se trató de una historia mexicana.

 La leyenda de Sac Nicté

Esta leyenda mexicana nació específicamente en Yucatán.

La leyenda relata los hechos que tuvieron lugar durante el rompimiento de la Liga Mayapán y que se desarrolló en el período posclásico mesoamericano. En una alianza, la cultura maya se nutrió de otras civilizaciones como por ejemplo la tolteca.

Según cuentan, Sac-Nicté era la princesa de Mayapán, que pertenece al pueblo de los cocomes y a los 15 años, se enamoró del príncipe Canek, quien la enamoró a sus 21 años y él quedó prensado por la belleza de la que era dueña. Pese al amor que nació entre ellos, el rey la comprometió con el príncipe Ulil, quien era heredero de los Uxmal.

La unión se concretaría luego de que Canek fuera coronado. Ante esto, los mensajeros de Uxmal decidieron invitar a los demás gobernadores de la Liga por ello, Canek tenía que asistir de manera obligatoria a la ceremonia.

En todos los preparativos de la boda, Sac-Nité lloró de tristeza, pues no quería contraer matrimonio con Ulil, sino con su amado. En lo que iba de la ceremonia, Canek, el entonces nuevo señor de Chichén Itzá, no había llegado y esto fue extraño para todos.

Cuando terminaron los votos matrimoniales, él se apareció con al menos sesenta soldados e invadió el lugar logrando raptar a la princesa sin que ninguno de los altos lores pudiera impedirlo. Todo sucedió muy rápido y después de esto, Ulil y Hunacc Ceel, se aliaron para atacar Chichén Itzá, para recuperar a la princesa y así castigar a Canek, pero nada pudieron hacer, pues cuando llegaron a la ciudad, se dieron cuenta de que había sido abandonada por todos.

Ante esto, los cocomes y los soldados de Ulil saquearon y destruyeron todo Chichén Itzá; esto último explicaría el abandono de la gran ciudad.

La leyenda de La dama enlutada

Los habitantes de San Luis Potosí afirman que la historia sí pasó.

Según cuenta la leyenda, era de madrugada y un taxista manejaba por la ciudad de San Luis Potosí, buscando clientes, pero no había nadie, hasta que pronto se le presentó una mujer vestida de ngro que le hacía parada afuera de un panteón. El hombre creyó que su mala suerte había cambiado, pero todo se convirtió en una pesadilla.

Ella le pidió que la llevara a 7 templos de la ciudad, y aunque él le dijo que estaban cerrados, a ella no le importó pues no necesitaba entrar, y fue entonces que emprendieron el viaje. Primero llegaron a San Francisco; ella se bajó y rezó un poco frente a las puertas de la iglesia, subió de nuevo al auto y siguieron lo mismo hasta llegar al último templo, mismo que estaba al lado del panteón donde la subió.

Tras esto, ella le dijo que no tenía dinero para pagarle, por lo que le dio una dirección a la cuál debería cobrar el servicio, además le pidió que el hombre que le pagaría, debía recibir una medalla con el nombre grabado “socorro” y una nota.

El hombre regresó a su casa, y al día siguiente fue hasta donde le indicaron. Él explicó que durante la noche llevó a una mujer a los 7 templos y que tenía que pagarle por el servicio, además de que le tenía un mensaje.

Cuando le entregó la medalla y la nota, el hombre lloró y le dijo que  era su hermana Socorro, quien murió tres meses antes. El taxista no lo soportó y días después murió milagrosamente.

La leyenda de La china Hilaria

La china Hilaria conquistaba a todos los hombres a su paso.

La china Hilaria era una mujer preciosa a quien muchos tachaban de ser una bruja mientras que otras personas, decían que su belleza física y su amabilidad, la había puesto a salvo. Según cuenta, todo empezó en El Encino, un barrio popular de Aguascalientes en donde una mujer se dedicaba a preparar comida para subsistir, se llamaba Hilaria.

Además de su talento en la cocina, su gran belleza era del encanto de todo, y su cabello chino contribuye al apodo con el que todos la conocemos.

Un día, un hombre muy lado, que tenía antecedentes violentos, la vio y quedó enamorado de ella. Todos lo llamaban El Chamuco, pues era agresivo, presumido y hostil, pero intentó acotejar a la mujer, quien siempre se negó.

El hombre se encaprichó y comenzó a ser más insistente, pero menos amable, pues la china Hilaria siempre le daba una respuesta negativa. Ante esto, él acudió ante un sacerdote para pedirle ayuda y este le dijo que debía conseguir un mechón de la mujer e intentar alisarlo naturalmente, y si lo lograba, en menos de dos semanas estaría saliendo con ella y sino debía dejarla en paz.

Debido a que tenía que esperar un tiempo y era poco paciente, le pidió ayuda al diablo y a cambio le ofreció su alma, pero ni el mismísimo diablo podía alaciar el mechón de manera natural, por lo que tuvo que resignarse a dejarla tranquila.

En esta nota