Viajes

Berlín abandonado: Los 10 mejores lugares para visitar

Berlín abandonado: Los 10 mejores lugares para visitar

Berlín abandonado: Los 10 mejores lugares para visitar

Hay cierta belleza en los vestigios de lo que fue un lugar y si a ti te gusta la historia y la nostalgia, visita los 10 mejores lugares para visitar en Berlín

Por Marcela Amparán

06/08/2022 07:36

Berlín y sus alrededores albergan una cantidad alucinante de edificios abandonados: antiguos campos militares, antiguas fábricas, empresas, hospitales, piscinas, universidades, sanatorios, aeródromos y más. 

El pasado turbulento de la ciudad se ha cobrado su precio a través de varias oleadas de agitación. Con el Tercer Reich, la Guerra Fría, la caída del Muro de Berlín y la reunificación alemana dejando su huella.

Cada edificio que se derrumba, las tablas del suelo que crujen, las cortinas que se agitan y la pintura que se descascara en los edificios abandonados de Berlín, y algunos también fuera de la ciudad, tienen una historia que pide ser contada. 

Y si ya visitaste los mejores museos y galerías de arte de Berlín, de los que te platicamos en Topadventure, es momento de que des un paseo por los vestigios de lo que alguna vez fueron espacios llenos de vida, algunos de dolor, y otros de sencillamente cargados de historia. Sigue nuestra guía de los 10 mejores lugares para visitar abandonados de Berlín y conocer más de su pasado, estamos seguros que harán de tu viaje por la capital alemana algo muy ilustrativo. 

1. Fábrica de productos químicos de Rüdersdorf

Fábrica de productos químicos de Rüdersdorf

Este coloso comenzó su vida en 1899 como una fábrica de cemento, antes de que fuera tomada y utilizada para producir bauxita, vital para los esfuerzos de guerra nazis. Los soviéticos se hicieron cargo después de la guerra y la fábrica encontró una nueva oportunidad de vida fabricando fosfatos y agroquímicos para alimentos de animales en la República Democrática Alemana. Sin embargo, la reunificación alemana significó el final, como sucedió con muchas empresas de Alemania Oriental, y finalmente se cerró en 1999.

Últimamente, el antiguo Chemiewerk se ha utilizado para filmar videos musicales (Rammstein) y escenas de películas como “Enemy at the Gates” y “The Monuments Men”, mientras que la serie “Homeland” fue intervenida por artistas a los que se les pidió que produjeran graffiti árabe cuando escribieron “Homeland is racist” en paredes que supuestamente representaban un campo de refugiados sirios.

2. Panadería SS

Panadería SS

Los prisioneros del campo de concentración del cercano campo de Sachsenhausen se vieron obligados a hornear pan para sus compañeros de prisión, así como para los prisioneros de otros campos. Los nazis ordenaron a los presos que construyeran también la panadería, que no abrió hasta 1941 por falta de materias primas.

Los presos comenzaron horneando 10,000 panes al día, pero la producción aumentó después de que se introdujeron los turnos de trabajo, se ampliaron las horas de trabajo y se instalaron dos nuevos hornos para producir alrededor de 40,000 panes al día, lo que aseguró que también pudieran abastecer a Mittelbau-Dora, Groß Rosen y los campos de concentración de Ravensbrück. 

Los soviéticos se hicieron cargo después de la guerra y mantuvieron la panadería para alimentar a los sobrevivientes hambrientos del campo liberado. Más tarde funcionó como una panadería normal.

3. Spreepark, el parque de atracciones abandonado

Spreepark, el parque de atracciones abandonado

Spreepark se ha convertido en una de las principales atracciones de Berlín, aunque las autoridades no están muy contentas con eso, con letreros en varios idiomas en la valla que lo rodea advirtiendo a los visitantes curiosos que se mantengan alejados.

Cuando se inauguró como VEB Kulturpark Planterwald para el vigésimo cumpleaños de Alemania Oriental el 4 de octubre de 1969, resultó ser un éxito, con alrededor de 1,7 millones de visitantes cada año en su apogeo. Después de la reunificación alemana, se vendió a la familia Witte, que invirtió mucho dinero pero no pudo obtener la devolución. Spreepark, como se llamaba entonces, quebró en 2001.

Recientemente, la ciudad de Berlín lo volvió a comprar y hay planes para reabrirlo como una versión diluida de lo que alguna vez fue. Esos planes pueden o no llegar a buen término, pero mientras tanto se mantiene como una reliquia de diversión en tiempos pasados. 

4. Estación de espionaje de Teufelsberg

Estación de espionaje de Teufelsberg

Una colina hecha de escombros de guerra de más de 100 metros de altura, Teufelsberg era el punto más alto de lo que fue Berlín Occidental. Por lo tanto, los estadounidenses y los británicos lo vieron como el lugar ideal para establecer una estación de escucha para interferir lo que los soviéticos estaban haciendo al otro lado de la división de la Guerra Fría.

Field Station Berlin estaba ubicada en el sector británico de la ciudad dividida, pero operada principalmente por la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. La NSA usó antenas satelitales de 12 metros y el equipo de espionaje más sofisticado disponible en ese momento, interceptando señales satelitales, ondas de radio, enlaces de microondas y otras transmisiones, antes de interpretar y analizar sus hallazgos.

“Todo esto es un poco difícil de discutir, ya que todavía estamos obligados por los juramentos de la época. Si bien la NSA admite que tuvo presencia en Berlín, los detalles aún están ocultos”, dijo Lew McDaniel, veterano de Field Station Berlin en una entrevista. Las visitas a las instalaciones en ruinas son posibles por una pequeña tarifa.

5. Flugplatz Sperenberg

Flugplatz Sperenberg

Berlín está rodeada de aeródromos y aeropuertos abandonados. Uno de ellos, Tempelhof, ahora es amado por todos como un parque urbano gigante, mientras que otros simplemente se pudren en medio de la indiferencia. 

Flugplatz Sperenberg se usó más recientemente como aeródromo militar ruso, pero cayó en desuso cuando abandonaron la antigua RDA en 1994. Se había planteado como un posible sitio para el nuevo aeropuerto de Berlín que ahora está muy por encima del presupuesto y tan tarde que pocos berlineses creen que alguna vez se abrirá. 

Sperenberg comenzó como una instalación militar prusiana y fue tomada por los soviéticos después de la Segunda Guerra Mundial. Lo convirtieron en su principal aeropuerto militar tanto para pasajeros como para carga. Perdió su propósito cuando se fueron.

6. Base militar de Jüterbog

Base militar de Jüterbog

Jüterbog fue una vez parte de la mayor acumulación de poderío militar alemán antes de que todo se derrumbara y los soviéticos tomaran el control

Comenzó cuando el ejército prusiano compró 250 acres para tiro y maniobras alrededor de 1860 en Jüterbog, pero la importancia militar del área aumentó rápidamente después de eso con la proclamación del Imperio alemán el 18 de enero de 1871. 

En 1934, las áreas militares de Jüterbog comprendían la mayor cantidad de tropas y siguió ampliándose. Una vez que los soviéticos tomaron el poder después de la guerra, lo convirtieron en una de sus bases militares más importantes en Alemania Oriental. Se fueron en 1994.

7. Heilstätten Hohenlychen (sanatorios)

Heilstätten Hohenlychen (sanatorios)

Los sanatorios de Hohenlychen son hermosos, pero su belleza esconde una historia inquietante que haría que cualquiera dudara en visitarlos. Comenzó con un sanatorio para niños con tuberculosis en 1902 y fue seguido por otros sanatorios para otras dolencias, antes de que fueran utilizados como hospitales militares en la Primera Guerra Mundial. 

Los atletas alemanes fueron tratados aquí antes de los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936.

Karl Gebhardt, un amigo de Heinrich Himmler, se convirtió en médico jefe en 1933 y llevó a cabo horribles experimentos con reclusas del cercano campo de concentración de mujeres de Ravensbrück. Más tarde, Gebhardt fue condenado por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en el “Juicio de los médicos de Nuremberg”. Fue ejecutado por su crueldad. Los rusos se hicieron cargo después de la guerra, permaneciendo casi 50 años.

8. Fábrica de alimentos para animales de Fürstenberg

Fábrica de alimentos para animales de Fürstenberg

Esta fábrica de alimentos para animales cerró en 1992 a pesar de la gran inversión para actualizarla. Fue otra víctima de la reunificación alemana. Muchas antiguas empresas de Alemania Oriental no podían sobrevivir sin el sistema estatal.

La fábrica comenzó como un molino de grano junto al río en 1720. Se convirtió en uno de los más grandes del norte de Alemania, produciendo 800 sacos de trigo y 400 sacos de centeno al día en la década de 1940.

Después de la guerra, pasó a manos del régimen de Alemania Oriental, que decidió que debería convertirse en una fábrica de alimentos para animales. Los animales estaban bien alimentados hasta que la caída del Muro de Berlín marcó el final.

9. Villa de oficiales de Fürstenberg

Villa de oficiales de Fürstenberg

Lenin todavía se encuentra fuera de la villa de oficiales en Fürstenberg, donde se encontraban unos 25,000 soldados del Ejército Rojo, incluido el 2º Ejército de Tanques de la Guardia soviético. 

Las 24 casas que una vez albergaron a los guardias de las SS en las orillas del Röblinsee fueron utilizadas más tarde por oficiales rusos. Ahora la villa se está desmoronando y en un estado lamentable. Lenin es el único que todavía mantiene un sentido del decoro.

En el interior, los periódicos en las paredes cuentan historias de antaño, como la de Ivan y Lyudmila, el primero trabajador de la remolacha, el segundo ganador del concurso socialista de lecheras en la región de Kursky. Sus logros viven en un pasillo oscuro que nadie visita.

10.Coches antiguos en Trabiwerkstatt

Coches antiguos en Trabiwerkstatt

Nunca se sabe lo que hay detrás de las paredes abandonadas. Una vieja casa abandonada en el norte de Berlín alberga algunos tesoros perdidos en un garaje olvidado en la parte de atrás. 

Cubierto de polvo y escombros, el “Trabiwerkstatt” aún alberga a algunos de sus pacientes: viejos Moskvitch 412 de fabricación soviética en diversas etapas de descomposición, y un precursor del famoso Trabant que se hizo omnipresente en Alemania Oriental. Es un AWZ P70 Zwickau o Sachsenring P70 anterior a 1959 y claramente ha pasado mucho tiempo desde que alguien le prestó atención.

Nadie sabe qué pasó. Quizás el propietario simplemente lo dejó todo atrás y decidió comenzar de nuevo en el otro lado una vez que cayó el Muro de Berlín. Tal vez simplemente coleccionaron modelos antiguos y murieron sin un pariente cercano para hacerse cargo.

¡Síguenos en Instagram para más experiencias de viaje!

En esta nota

Últimas Noticias